Merck
InicioAplicacionesQuímica analíticaCromatografía de gases (GC)

Cromatografía de gases (GC)

Cromatografía de gases GC

La cromatografía de gases (GC) es una técnica analítica común que se utiliza para separar y analizar compuestos volátiles y semivolátiles de una mezcla. La GC es una técnica analítica popular al combinar un potencial de resolución excepcional con la velocidad y la sensibilidad. Se aplica ampliamente en muchas industrias, como la medioambiental, la petrolera, la química, la alimentaria de alimentos sólidos y líquidos, y la farmacéutica.

Como otras formas de cromatografía, la GC implica una fase estacionaria y una fase móvil. En la GC, la fase móvil es un gas inerte, normalmente helio o nitrógeno, y la fase estacionaria es o bien un adsorbente sólido, y entonces se denomina cromatografía de gas-sólido (GSC), o bien un líquido adsorbido sobre un soporte inerte, y se denomina cromatografía de gas-líquido (GLC, o simplemente GC).


Encuentre cromatogramas

Búsqueda de cromatogramas


Artículos relacionados

Protocolos relacionados

Encuentre más artículos y protocolos


¿Cómo funciona la cromatografía de gases?

Después de recoger y preparar la muestra, se separan los analitos de interés en el interior de la columna y, a continuación, un detector mide la cantidad de los componentes que salen de la columna. En la GC, se inyecta un analito en el puerto de muestreo del instrumento, que entra en un horno, donde se vaporiza. La muestra vaporizada es transportada a través de una columna cromatográfica por el flujo de gas inerte que constituye la fase móvil. Compuestos en la partición de la muestra entre la fase estacionaria de la columna y el gas portador. La fuerza de la interacción entre el compuesto y la fase estacionaria determina el tiempo de retención de un analito. En la salida de la columna, un detector (MS o no MS) crea una señal cuando pasan los compuestos. Un cromatograma es el resultado de una separación mediante GC.

Para medir la concentración de una muestra problema, se inyecta una muestra patrón con concentración conocida en el instrumento de GC. El tiempo de retención máximo y el área del patrón se comparan con los resultados de la muestra problema para determinar la concentración desconocida. En la GC, se emplean habitualmente patrones externos e internos para garantizar una cuantificación fiable de la muestra problema. Cuando se hacen correr los patrones conocidos por separado de la muestra real y la respuesta se compara con la de la muestra en otro cromatograma, se denomina patrón externo. Cuando se añade el patrón a la muestra y se analiza simultáneamente, se denomina un patrón interno.

Recogida y preparación de la muestra para análisis mediante GC

Muchas muestras pueden analizarse mediante GC siempre que los compuestos sean razonablemente volátiles (puedan vaporizarse) aunque térmicamente estables (no se degraden a alta temperatura). Las muestras pueden proceder de materiales sólidos, líquidos o gaseosos. Al preparar muestras para GC, es importante minimizar su complejidad, ya que la calidad de la muestra afecta a la exactitud y la precisión de sus resultados cromatográficos finales. Se dispone de una amplia variedad de técnicas de preparación de muestras específicas de matriz para ayudar a aislar y concentrar los analitos y las matrices de la muestra antes del análisis mediante GC.

Cómo elegir una columna de GC

La columna de GC es el corazón del sistema de GC, donde se produce la separación cromatográfica. La selección de la columna de GC apropiada debe basarse en 4 factores significativos: fase estacionaria, diámetro interno de la columna (D.I.), grosor de la película y longitud de la columna. Estos factores afectan a la eficiencia, la resolución y la capacidad de muestras de la columna.

La fase estacionaria debe seleccionarse en función de la aplicación que vaya a realizarse.