Merck

Microextracción en fase sólida (SPME)

Soporte y fibra de SPME ensamblados sometidos a desorción en una GC

La microextracción en fase sólida (SPME) es una innovadora y sensible tecnología de preparación de muestras sin disolvente. Sobre la base del principio de adsorción/absorción y desorción, en la SPME se utiliza una fibra recubierta para concentrar los compuestos volátiles y semivolátiles de una muestra.

La SPME se utiliza ampliamente para una variedad de aplicaciones que implican muestras medioambientales, biológicas y farmacéuticas, alimentos sólidos y líquidos, sabores y fragancias, criminalística y toxicología, y pruebas de productos. Entre sus usos típicos se cuentan:

  • Análisis medioambientales de muestras de agua y aire
  • Análisis de espacio de cabeza de trazas de impurezas en polímeros y muestras sólidas
  • Análisis de olores de parte por billón (ppt)
  • Análisis del sabor de los productos alimenticios
  • Análisis criminalístico de muestras de incendios y explosivos
  • Análisis toxicológicos de alcohol o drogas en sangre en la orina y el suero

Artículos técnicos relacionados

Protocolos relacionados


¿Cómo funciona la SPME?

En la SPME se utiliza una fibra recubierta con una fase de extracción: un líquido (polímero), un sólido (absorbente) o una combinación de ambos. La fibra recubierta está alojada en una aguja protectora y fijada a un soporte parecido a una jeringa.

Cuando la fibra se expone a una muestra, los analitos de la muestra se separan de la matriz de la muestra hacia la fase estacionaria hasta que se establece un equilibrio. El recubrimiento de la fibra extrae los compuestos de la muestra ya sea por absorción (revestimientos líquidos) o por adsorción (revestimientos sólidos). Después de un tiempo de extracción prescrito, se retira la fibra y se inserta directamente en un cromatógrafo, normalmente de cromatografía de gases (GC) o HPLC, para su desorción y análisis. En la GC, la desorción de los analitos se realiza térmicamente, mientras que en la HPLC se utiliza un disolvente para la desorción en una fase líquida.

Ventajas de la SPME

La SPME combina el muestreo, el aislamiento y el enriquecimiento de los analitos en un único, y sencillo, paso. Mediante el control de la polaridad y el grosor del revestimiento de la fibra, el mantenimiento constante del tiempo de muestreo y el control de otros diversos parámetros de extracción, la SPME permite a un analista garantizar resultados muy coherentes y cuantificables de las muestras, aun cuando los analitos se encuentran en concentraciones bajas.

Otras ventajas de la SPME son:

  • Ausencia de solvente
  • Fáciles de automatizar
  • No destructiva para las muestras
  • Aplicable a casi cualquier muestra o matriz
  • Las fibras utilizadas son reutilizables y económicas
  • El pequeño tamaño de la fibra hace que sean útiles para el trabajo de campo
  • Compatible con equipos de GC o HPLC

Fibras de SPME para análisis mediante GC

La SPME convencional se utiliza para extraer y concentrar analitos para su análisis en la GC. La extracción se realiza o bien por inmersión directa (DI-SPME), donde la fibra se sumerge directamente en la muestra líquida, o bien por SPME de espacio de cabeza (HS-SPME), donde la fibra se expone en la fase de vapor sobre una muestra.

BioSPME Supel™ para análisis mediante LC-MS

La BioSPME Supel™ es una técnica bioanalítica de micromuestreo y preparación de muestras que se utiliza para extraer rápida y selectivamente una amplia gama de analitos de muestras biológicas, al tiempo que repele macromoléculas no deseadas (por ejemplo, lípidos, proteínas). El análisis posterior suele realizase mediante LC-MS. La BioSPME Supel™ funciona mediante extracción directa, sin pretratamiento de muestras, y proporciona una extracción no exhaustiva basada en el equilibrio.





Vídeos relacionados