Merck

Administración de medicamentos

Administración dirigida de medicamentos: la cápsula libera los principios activos directamente en la célula enferma para la administración precisa del medicamento.

La administración de medicamentos es el método o proceso de administrar medicamentos o productos farmacéuticos y otros xenobióticos para lograr un efecto terapéutico en humanos o animales. Se utilizan varias tecnologías de administración de medicamentos para inducir efectos terapéuticos en el lugar de acción previsto reduciendo a la vez los posibles efectos adversos, al influir en la absorción, distribución, metabolismo y eliminación (ADME) de un compuesto farmacológico.

Los avances acaecidos en medicina y biotecnología han llevado al desarrollo de un gran número de nuevos candidatos a fármacos, muchos de los cuales fracasan durante la evaluación preclínica debido a su limitada biodisponibilidad, poca estabilidad y baja solubilidad. Los sistemas de administración de medicamentos (DDS) se investigan ampliamente y se desarrollan para mejorar la farmacocinética y la farmacodinámica de los agentes terapéuticos con el fin de permitir que sean liberados en el sitio deseado a la dosis requerida, en el momento y a la velocidad apropiados. Los DDS nuevos, como las nanopartículas y las micropartículas, los parches transdérmicos, los inhaladores, los implantes de depósito de medicamento y los conjugados anticuerpo-fármaco, se desarrollan para satisfacer las necesidades terapéuticas avanzadas, entre ellas, la liberación controlada, la administración dirigida, el aumento de la solubilidad, la activación a demanda y nuevas vías de administración (por ejemplo, transdérmica, ocular, nasal). La selección apropiada del DDS depende de las propiedades del medicamento, la tasa de liberación deseada, el sitio de acción deseado y la vía de administración.

Los avances en nanotecnología han mejorado en gran medida el diseño de fármacos al permitir formulaciones farmacológicas dirigidas, inocuas y efectivas con nanopartículas (NP). Los sistemas de administración de nanofármacos han demostrado un gran potencial para mejorar la solubilidad de los medicamentos hidrófobos, aumentar la biodistribución y farmacocinética, y proporcionar acumulación preferente en el sitio de destino

Los sistemas de nanoadministración pueden diseñarse para llevar los fármacos absorbidos o conjugados en la superficie de la partícula, encapsulados en el núcleo o disueltos dentro de la matriz de la partícula. Las nanopartículas cargadas de medicamento pueden dirigirse luego a un sitio específico de la enfermedad al introducir restos focalizadores (targeting moieties) en la superficie de la partícula. Se han empleado diversos nanotransportadores en la formulación de administración de medicamentos, como los liposomas, las micelas poliméricas, los dendrímeros, los conjugados polímero-medicamento, las nanopartículas inorgánicas y los nanomateriales de carbono. Los liposomas son los nanotransportadores más comunes y mejor investigados, mientras que las nanopartículas poliméricas han emergido como uno de los enfoques más innovadores para la administración de fármacos. Se utilizan polímeros naturales y sintéticos biocompatibles para fabricar nanopartículas poliméricas de administración de medicamentos.


Artículos técnicos relacionados

Protocolos relacionados