Merck
InicioAplicacionesBiología de las proteínas(ELISA) Enzimoinmunoanálisis de absorción

(ELISA) Enzimoinmunoanálisis de absorción

Normalmente realizados en microplacas multipocillo, los ELISA constituyen un análisis de biología molecular utilizado de manera habitual para la detección y la cuantificación de diversas moléculas, como péptidos, proteínas y anticuerpos. Estos análisis pueden detectar moléculas de interés a concentraciones de pg/ml y son cruciales tanto para la investigación básica como para la investigación aplicada a las enfermedades.

Análisis ELISA: Interacciones anticuerpo-antígeno

Los componentes moleculares fundamentales de un ELISA suelen consistir en un anticuerpo conjugado con una enzima, una o varias moléculas de interés inmovilizadas y un sustrato de detección. Un aspecto fundamental que determina el éxito y la calidad de los datos obtenidos en un ELISA depende de la afinidad y la especificidad de las interacciones anticuerpo-antígeno. Las interacciones antígeno-anticuerpo están influidas por numerosos factores, entre ellos, el pH, la temperatura y la fuerza iónica

Formatos de detección del ELISA

Los ELISA en los que se utilizan métodos de detección directa se requiere un antígeno inmovilizado que está unido o bien directamente a la superficie de una placa de ensayo o bien de manera indirecta a través de un anticuerpo de captura, seguido de un anticuerpo primario específico del antígeno conjugado a una enzima, y el sustrato de detección. El formato de detección indirecta utilizado con más frecuencia incorpora a la vez un anticuerpo primario no conjugado, seguido de un anticuerpo secundario conjugado que es específico para la detección del anticuerpo primario. La detección indirecta se beneficia de una mayor inmunorreactividad con el antígeno específico ya que el elemento enzima conjugada está presente únicamente en el anticuerpo secundario. Además de los métodos de detección directa e indirecta, en los análisis de captura o «sándwich» se utiliza otro anticuerpo de captura del antígeno que se une primero a la superficie de la microplaca, seguido del empleo de un anticuerpo primario y un anticuerpo secundario conjugado a una enzima, similar al método indirecto que se acaba de describir.


Artículos técnicos relacionados

Protocolos relacionados