Merck

Anticuerpos secundarios

Exuberante tejido de granulación equino teñido utilizando Anti-von Wille

Figura 1.Inmunofluorescencia Exuberante tejido de granulación equino teñido utilizando Anti-von Wille.

Los anticuerpos secundarios son anticuerpos policlonales o monoclonales que se unen a los anticuerpos primarios o a los fragmentos de anticuerpos, como las regiones Fc o Fab. Normalmente se marcan con sondas que los hacen útiles para aplicaciones de detección, purificación o clasificación.

Ofrecemos anticuerpos secundarios de una variedad de especies anfitrionas. Nuestros anticuerpos secundarios policlonales se producen a partir del suero de los animales anfitriones como ratones, conejos, cabras y ovejas. Por otro lado, nuestros anticuerpos monoclonales secundarios se producen a partir de clones de hibridomas de ratón.

¿Necesita ayuda para encontrar el anticuerpo correcto para su aplicación?

Utilice nuestra herramienta de búsqueda Explorador de anticuerpos para ver y comparar los anticuerpos por clonalidad, aplicación, reactividad de la especie, conjugado, especie anfitriona y forma.



Productos

Sort by Relevance
Showing 1-20 of 2012
Page 1 of 101
Page 1 of 101
Showing 1-20 of 2012
Compare
Product Number
Product Description
Pricing
Page 1 of 101
Page 1 of 101

Micrografías fluorescentes de células pulmonares mitóticas de tritón. Microtúbulos teñidos con anti-^ monoclonal.

Figura 2.Micrografías fluorescentes de células pulmonares mitóticas de tritón. Microtúbulos teñidos con anti-^ monoclonal.

Aplicaciones de anticuerpos secundarios

Los anticuerpos secundarios se utilizan en muchas aplicaciones, entre ellas:

  • Inmunopurificación
  • ELISA
  • Inmunoelectrotransferencia
  • Inmunohistoquímica
  • Análisis en células aisladas
  • Citometría de flujo
Corte congelado de nervio óptico de rata teñido con anticuerpo anti-neurofilamento H de ratón y anticuerpo CF568 de cabra anti-ratón (axones y dendritas, rojo), anticuerpo anti-GFAP de conejo y CF488A de cabra anticonejo, muy adsorbido en cruz (células gliales, verde). Los núcleos se tiñen con RedDot2 (cian).

Figura 3.Inmunocitoquímica Corte congelado de nervio óptico de rata teñido con anticuerpo anti-neurofilamento H de ratón y anticuerpo CF568 de cabra anti-ratón (axones y dendritas, rojo), anticuerpo anti-GFAP de conejo y CF488A de cabra anticonejo, muy adsorbido en cruz (células gliales, verde). Los núcleos se tiñen con RedDot2 (cian).

Anticuerpos y sondas conjugados

Ofrecemos una gran cartera de anticuerpos conjugados. Un anticuerpo conjugado es un anticuerpo monoclonal o policlonal unido a un marcaje y utilizado para detección en una amplia gama de técnicas de análisis. La utilidad específica de un anticuerpo secundario depende de sus sondas conjugadas. Las sondas son moléculas que admiten varias tecnologías de detección. Los sistemas de detección más comunes para los anticuerpos secundarios conjugados son los colorimétricos o los fluorescentes.

Los ensayos colorimétricos se basan normalmente en el uso de fosfatasa alcalina (ALP) o peroxidasa de rábano picante (HRP) o sus derivados. A menudo se utiliza el sistema de unión al conjugado biotina avidina (estreptavidina) para amplificar la señal colorimétrica de la ALP o la HRP. En los ensayos fluorescentes más comunes se utilizan isotiocianato de fluoresceína (FITC), rodamina o su derivado, el isotiocianato de tetrametilrodamina (TRITC), la cianina (Cy3) o la ficoeritrina (R-PE).

Ofrecemos anticuerpos conjugados unidos a una variedad de marcajes colorimétricos y fluorescentes para utilizar en aplicaciones de detección, purificación, clasificación y microscopia. Los anticuerpos conjugados se producen en una variedad de animales anfitriones, lo que los hace compatibles con una amplia gama de reactivos inmunoquímicos. Para los usuarios cuyas investigaciones requieren el marcaje de sus propios reactivos, ofrecemos kits de marcaje de anticuerpos para la conjugación de diversas etiquetas (biotina, FITC, CF™) con anticuerpos monoclonales y policlonales.

Proteínas A, G y L

La proteína A procede de Staphylococcus aureus. La proteína G procede del género Streptococcus . Ambas tienen sitios de unión para la porción Fc de la IgG de mamíferos. La afinidad de estas proteínas por la IgG varía en función de la especie animal. La proteína G tiene una mayor afinidad por las IgG de rata, cabra, oveja y bovina, así como por la IgG1 de ratón y la IgG3 humana. La proteína A tiene una mayor afinidad por la IgG de gato y de cobaya (Tabla 1). Además de los sitios de unión a los Fc de la IgG, la proteína G nativa contiene sitios de unión para la albúmina, la región Fab de las Ig y las regiones de unión a la membrana, lo que puede provocar una tinción inespecífica. Estos problemas se han abordado creando formas recombinantes de la proteína. La proteína G recombinante se ha diseñado para eliminar la región de unión a la albúmina, y la proteína G′ recombinante es una proteína truncada que carece de los sitios de unión a la albúmina, el Fab y la membrana, a la vez que conserva el sitio de unión al Fc, lo que la hace más específica para la IgG que la forma nativa.

Tabla que muestra las afinidades/capacidades de unión de varias especies para las proteínas A, G y L.

Tabla 1.Capacidades de unión de las proteínas A, G y L para varias especies.

La proteína L, de Peptostreptococcus magnus, tiene afinidad por las cadenas ligeras kappa (Tabla 2) de varias especies. Detectará los anticuerpos IgG, IgA e IgM monoclonales o policlonales, así como los fragmentos Fab, F(ab′)2 y Fv monocatenario (scFv) recombinante que contienen cadenas ligeras kappa. También se unirá a las IgG de pollo. Nota: Especies como la bovina, la caprina, la oveja y el caballo cuyas Ig contienen casi exclusivamente cadenas lambda no se unirán bien, en caso de unirse, a la proteína L.

Tabla que muestra las afinidades/capacidades de unión de varias cadenas ligeras kappa para la proteína L.

Tabla 2.Unión de la proteína L a varias cadenas ligeras de inmunoglobulinas.

Reactivos de detección

Las proteínas A y G se utilizan como reactivo general no específico de especie para unirse a anticuerpos primarios o IgG de superficie en tejidos de mamífero. La proteína G se recomienda para la mayoría de las especies, entre ellos el ratón y la rata. La proteína A se recomienda para el gato y la cobaya. Tampoco se recomienda para la detección de IgA o IgM, para la detección de fragmentos Fab ni para la detección de IgG aviar. Cuando se unen a una resina como la agarosa, las proteínas A y G pueden utilizarse para purificar por afinidad las inmunoglobulinas del suero o del líquido ascítico.

La proteína L se utiliza como reactivo general para la unión de anticuerpos primarios de mamíferos o aves o Ig de superficie de todas las clases. Especialmente útil para la detección de fragmentos Fab, F(ab′)2 y scFv recombinantes, para la detección de Ig unidas a los receptores Fc o para la detección de anticuerpos monoclonales en presencia de Ig bovinas. El uso se limita a la detección de inmunoglobulinas que tienen cadenas ligeras kappa.

Resinas

La proteína A y la proteína G tienen sitios de unión para la porción Fc de la IgG de mamíferos. La afinidad de estas proteínas por la IgG varía según la especie. En general, las IgG tienen una mayor afinidad por la proteína G que por la proteína A, y la proteína G puede unirse a la IgG de una mayor variedad de especies. La afinidad de varias subclases de IgG, especialmente de ratón y humana, por la proteína A varía más que por la proteína G. La proteína A puede, por tanto, utilizarse para preparar IgG isotópicamente pura de algunas especies. La proteína L es adecuada para aislar anticuerpos monoclonales de ratón de los sobrenadantes de cultivos celulares sin contaminación por IgG bovina.

Células HeLa teñidas con anticuerpo secundario anti-tubulina de ratón y CF488A anti-ratón de cabra (microtúbulos, verde). Los filamentos de actina se tiñen con CF640R faloidina (púrpura). Los núcleos se contratiñen con DAPI (azul).

Figura 4.Colorante CF™. Células HeLa teñidas con anticuerpo secundario anti-tubulina de ratón y CF488A anti-ratón de cabra (microtúbulos, verde). Los filamentos de actina se tiñen con CF640R faloidina (púrpura). Los núcleos se contratiñen con DAPI (azul).

Anticuerpos marcados con colorante CF™

Los colorantes CF™ son una serie de colorantes fluorescentes muy hidrosolubles que abarcan el espectro visible y el infrarrojo cercano (IR cercano) para marcar los anticuerpos. Desarrollados por científicos utilizando productos químicos innovadores, el brillo, la fotoestabilidad y la selección del color de los colorantes CF™ rivalizan con la calidad de otros colorantes comerciales como consecuencia de su diseño racional.

Ofrecemos anticuerpos secundarios marcados con el colorante CF™ muy validados en una variedad de opciones específicas de especie.