Merck

Hematología

Análisis y tinciones sanguíneos para hematología

La hematología es el estudio clínico de la sangre, los órganos hematopoyéticos y las enfermedades sanguíneas. La sangre humana está compuesta por ∼ un 45 % de componentes celulares y un ∼ un 55 % de plasma, y desempeña un papel esencial en el transporte de oxígeno, la regulación de la temperatura corporal y el soporte del sistema inmunitario. 

Los tres principales componentes celulares, los glóbulos rojos (eritrocitos), los glóbulos blancos (leucocitos) y las plaquetas, son esenciales para entender, predecir, diagnosticar y tratar una variedad de enfermedades y trastornos hematológicos. Entre ellos se cuentan las infecciones sanguíneas, los cánceres de células sanguíneas, los trastornos genéticos, los problemas autoinmunitarios y las complicaciones relacionadas con las transfusiones y las interacciones farmacológicas, como la quimioterapia.

Hematología y oncología

Los hematólogos tienen un importante papel que desempeñar en el campo de la oncología. Los principales cánceres sanguíneos, como los linfomas, las leucemias y los mielomas, representan aproximadamente el 10 % de todos los nuevos cánceres diagnosticados. Esos cánceres afectan a la producción de las células sanguíneas o alteran su comportamiento, y pueden tratarse con validación hematológica además de con los tratamientos habituales, como la radiación, la quimioterapia, la inmunoterapia y el trasplante de células madre.

Tinción y análisis hematológicos

La tinción histológica de la sangre y los tejidos hematológicos ha sido el método de análisis habitual en hematología desde finales del siglo XIX. La tinción panóptica según Pappenheim,1 y la tinción según Giemsa, Wright y Leishman,1 han seguido siendo las técnicas habituales en los procedimientos de diagnóstico hematológico con varias modificaciones químicas llevadas a cabo para mejorar la diferenciación o la especificidad de la tinción.1 En el pasado la mayoría de las muestras hematológicas se analizaban manualmente. En la actualidad, la mayor parte de las muestras se analizan utilizando sistemas de tinción semiautomáticos o completamente automáticos capaces de determinar todos los parámetros necesarios para el diagnóstico. Los frotis sanguíneos o de médula ósea enfermos o sospechosos de estarlo se someten luego a los análisis diferenciales clásicos utilizando tinciones, además de un análisis genético o con anticuerpos si está indicado.


Artículos técnicos relacionados

Protocolos relacionados

Encuentre más artículos y protocolos






Método

1.
Begemann H, Rastetter J. 1972. Atlas of Clinical Haematology. Berlin, Heidelberg: Springer Berlin Heidelberg.
Inicie sesión para continuar.

Para seguir leyendo, inicie sesión o cree una cuenta.

¿No tiene una cuenta?