Merck

Bioimpresión en 3D

Ilustración de la ingeniería de tejidos con un oído y una nariz humanos creados mediante bioimpresión en 3D

La bioimpresión en 3D es un proceso de fabricación aditivo con biomateriales, células vivas y biomoléculas activas para fabricar estructuras que imitan las características de los tejidos naturales. La bioimpresión difiere de la impresión en 3D principalmente por la adición de células vivas a hidrogeles no tóxicos que imitan el entorno de la matriz extracelular para sustentar la adhesión, proliferación y diferenciación celulares después de la impresión. 

El proceso de bioimpresión empieza con una representación tridimensional para obtener las dimensiones exactas del tejido. Igual que en la impresión en 3D convencional, se crea un modelo digital con instrucciones capa por capa para hacer un objeto físico en 3D. Para optimizar la viabilidad celular y asegurar una resolución de la impresión adecuada para la distribución homogénea de las células, se requieren condiciones de impresión estériles. Dependiendo de la aplicación, se combina el biomaterial, por ejemplo, alginatos, colágeno, gelatina o hialuronano, que sustenta el crecimiento celular, con células vivas para formar la tinta biológica. Utilizando un enfoque capa por capa muy controlado, la tinta biológica se deposita con la técnica de impresión en 3D por extrusión, chorro de tinta o láser. Estas construcciones tisulares en tres dimensiones se solidifican con luz UV, estimulación química o calor para un entorno de crecimiento estable. 

Debido a su elevado grado de control, la bioimpresión en 3D ha emergido como una técnica de investigación clave para analizar medicamentos y para ensayos clínicos, la sustitución de órganos funcionales, la medicina regenerativa y otras aplicaciones de la impresión biológica para el cuidado estético y personal. Los investigadores están desarrollando activamente nuevos materiales y métodos de impresión para la impresión en 3D en medicina para poder ajustar las propiedades de los constructos impresos e imitar con mayor exactitud las propiedades mecánicas de la piel, el hueso y el cartílago, y los tejidos neuronal, cardiaco, muscular y dental.


Artículos técnicos relacionados

Encontrar más artículos




Inicie sesión para continuar.

Para seguir leyendo, inicie sesión o cree una cuenta.

¿No tiene una cuenta?