Merck

Análisis de la biocarga

Análisis del grado de contaminación microbiana para el control de calidad microbiológico.

Por carga biológica se entiende la presencia de microorganismos viables en una superficie (o un producto completo), en el interior de un dispositivo o en una porción de líquido antes de su esterilización. La biocarga puede introducirse a partir de las materias primas utilizadas en el proceso de fabricación o a través de la mano de obra en el entorno de fabricación o durante el envasado de los productos finales.  Con numerosas fuentes posibles de contaminación, la carga biológica de un producto puede fluctuar entre lotes, por lo que se implantan ensayos sistemáticos como parte del control de calidad.  

 Fundamentos de los análisis de la biocarga

Los análisis de la biocarga, o análisis microbianos, constituyen un proceso de control de calidad que detecta y cuantifica la contaminación microbiana de un producto en diferentes etapas de producción, es decir, desde la fabricación inicial hasta la distribución final. Un control de calidad efectivo y la obtención de resultados analíticos precisos es esencial para reducir al mínimo los riesgos para los consumidores y son obligatorios para los entornos de producción regulada. Por consiguiente, suele incluirse el análisis de la biocarga en la analítica sistemática para asegurar la inocuidad, la calidad y el cumplimiento normativo de cada lote de producto.

El análisis del grado de contaminación microbiana se realiza en los productos sanitarios, los productos farmacéuticos, los alimentos sólidos y líquidos, el agua, el embalaje, las materias primas, los tejidos humanos, los tejidos animales y los cosméticos. Mientras se sigue cualquiera de los métodos estándar que se describen a continuación, es importante asegurarse de que el método de análisis no introduce bacterias en la muestra problema ni mata las bacterias que pueda haber en dicha muestra.


Artículos técnicos relacionados

Protocolos relacionados

Encuentre más artículos y protocolos


Método de filtración a través de membrana para los análisis del grado de contaminación microbiana 

La filtración a través de membrana es el método de elección para los productos que contienen sustancias antimicrobianas. En este método, se hace pasar la muestra a través de una membrana de filtración que tenga un tamaño de poro de 0,45 µm. La membrana funciona como una barrera y captura los microorganismos cuyo tamaño es superior al de sus poros. Durante la filtración, se puede utilizar el vacío para acelerar el proceso. A continuación, la membrana se transfiere a un medio de cultivo y se coloca en un incubadora durante un mínimo de 5 días a 30–35 °C para la detección de bacterias y a 20–25 °C para la detección de hongos. A continuación se realiza un recuento en el cultivo resultante para determinar el grado de contaminación microbiana de la muestra. Deben tomarse las medidas oportunas para evitar la contaminación cruzada, que podría dar lugar a resultados falsos positivos.

Métodos de siembra directa en placa para los análisis de la biocarga

Los métodos de siembra directa en placa para los análisis de la carga biológica abarcan los métodos de vertido en placa y extensión en placa. Se prefiere el método de vertido en placa por su mayor precisión teórica. En el método de vertido en placa, se agrega medio de cultivo esterilizado a una placa de Petri que contenga la muestra problema, y se deja solidificar. Por el contrario, en el método de extensión en placa, se añade la muestra a una placa de Petri que contenga medio de cultivo solidificado estéril. Con independencia del método, después de haber añadido la muestra al sistema de cultivo, la placa se incuba y se hace un recuento del cultivo resultante.

Método del número más probable (MPN) para los análisis de la biocarga

El método del número más probable (MPN) es un método cuantitativo utilizado para determinar la concentración bacteriana aproximada en una muestra. La disolución o la muestra original se subdivide por órdenes de magnitud (frecuentemente x10 o x2) en el caldo de cultivo y se evalúa la presencia o la ausencia de microorganismos. El inconveniente del método del MPN es que requiere una gran cantidad de réplicas a la dilución apropiada para reducir los intervalos de confianza. Además, el método sólo es efectivo para el examen bacteriano y no proporciona resultados fiables para el recuento de hongos.





Inicie sesión para continuar.

Para seguir leyendo, inicie sesión o cree una cuenta.

¿No tiene una cuenta?