Merck
InicioAplicacionesAnálisis microbiológicosAnálisis de Mycoplasma en la industria farmacéutica

Análisis de ;Mycoplasma en la industria farmacéutica

La contaminación por Mycoplasma es un problema generalizado y recurrente para muchos sistemas de cultivo celular en la investigación en ciencias de la vida y en la industria farmacéutica. Los micoplasmas pueden crecer hasta concentraciones elevadas en medios de cultivo sin exhibir los signos típicos de la contaminación bacteriana. como la turbidez. Sus efectos sobre las células cultivadas son la alteración de su metabolismo, la ralentización de su proliferación y las aberraciones cromosómicas. En resumen, la contaminación por Mycoplasma compromete la validez de los datos de las líneas celulares afectadas y los resultados de la investigación en ciencias de la vida. Esto hace que el análisis de Mycoplasma y, por tanto, el mantenimiento de los cultivos celulares no contaminados sea fundamental para la investigación celular y la fabricación de bienes donde la salud del consumidor es una preocupación principal.


Artículos técnicos relacionados

Encontrar más artículos


Servicios de ensayos de bioseguridad

SERVICIOS DE ENSAYOS DE BIOSEGURIDAD

Servicios de ensayos de bioseguridad para investigar AcM y materiales de citoterapia, genoterapia y vacunas para garantizar la ausencia de agentes extraños o de resultados inesperados que puedan causar fallos catastróficas en el procesamiento ulterior, como: Análisis de micoplasmas.

Acerca de las bacterias Mycoplasma

Los micoplasmas se cuentan entre las bacterias conocidas más pequeñas: pueden atravesar filtros con tamaños de poro de 0,2 µm. Estos microorganismos crecen en condiciones aerobias o o aerobias facultativas.

Los micoplasmas son parásitos o saprofitos. Varias especies, por ejemplo M. pneumoniae, son patógenas y causan neumonía y otras enfermedades respiratorias en los seres humanos. M. genitalium probablemente esté implicado en las enfermedades inflamatorias pélvicas. Como bacterias que carecen de pared celular, los micoplasmas no son sensibles a las penicilinas ni a otros antibióticos que actúan sobre dicha estructura. Para estabilizar sus membranas citoplásmicas, la mayoría de los micoplasmas requieren esteroles, que captan de su entorno, en general como colesterol de sus hospedadores animales. Muchas cepas de Mycoplasma también son tolerantes a una variedad de otros antibióticos.

Fuentes de contaminación por Mycoplasma

Las fuentes de contaminación por Mycoplasma en el laboratorio y en los procesos de fabricación son muy difíciles de controlar. Algunas especies se encuentran en la piel humana y pueden introducirse en los cultivos como consecuencia de malas prácticas asépticas. Además, los micoplasmas también pueden introducirse por medio de suplementos contaminados, como el suero fetal bovino, o lo que es más habitual, por transmisión desde otros cultivos celulares contaminados. En cuanto un cultivo celular contenga micoplasmas, estos microbios pueden propagarse rápidamente y contaminar otras zonas del laboratorio por aerosoles y partículas generadas durante la manipulación del cultivo. La adherencia estricta a las buenas prácticas asépticas de laboratorio, es fundamental y se recomienda vivamente el análisis sistemático de los cultivos para conseguir un control satisfactorio de la contaminación por micoplasmas en las zonas de fabricación.

¿Por qué realizar análisis de Mycoplasma en la industria farmacéutica?

En las instalaciones biofarmacéuticas en las que se utilizan células eucariotas para la producción de vacunas debe analizarse la contaminación por Mycoplasma en los bancos de células y lotes de semillas de virus, así como las vacunas a granel. Las especies de este género bacteriano infectan las células eucariotas y alteran su crecimiento y metabolismo. Cuando los micoplasmas interfieren en la producción de la vacuna, esto puede afectar a la calidad y el rendimiento de las proteínas y, lo que es más importante, causar efectos secundarios a los pacientes a quienes se administre la vacuna final.

La contaminación de un biorreactor con micoplasmas puede inducir una pérdida significativa de tiempo, materiales e ingresos salvo que se identifique en las primeras etapas del proceso de fabricación. Sin protocolos rigurosos de análisis, la contaminación por Mycoplasma de los lotes de producción biofarmacéutica es extremadamente difícil de descubrir, ya que la presencia de micoplasmas no suele provocar cambios en el pH ni turbidez visual en los medios de cultivo. El método farmacopeico de análisis de Mycoplasma incluye pruebas de cultivo y de células indicadoras para su detección. Si se utilizan sólo dos medios para el análisis, se recomienda utilizar medios FREY y FRIIS en combinación.

Métodos de análisis de Mycoplasma

Es importante analizar la presencia de micoplasmas en los productos biofarmacéuticos, las vacunas, los cultivos celulares y los cultivos víricos en varios puntos durante el control de calidad. Los tres métodos más comunes son:

  • Cultivo de Mycoplasma, en los cuales las muestras problema se inoculan con medios de cultivo bacteriano optimizados para micoplasmas.
  • Métodos de tinción del ADN, en los que se utiliza contratinción con Hoechst o DAPI de los núcleos de los micoplasmas y luego se obtienen imágenes utilizando microscopio de fluorescencia
  • La PCR (reacción en cadena de la polimerasa) para amplificar el ADN bacteriano si se observan micoplasmas en las muestras.

Procedimiento de trabajo para detectar micoplasmas según la EP 2.6.7 y la USP 63

* Días después de la inoculación, subcultive cada medio líquido inoculando 0,2 ml en al menos 1 placa de cada medio sólido. Repita el procedimiento entre el día sexto y el octavo día, de nuevo entre el día 13 y el 15, y de nuevo entre el 19 y el 21 del análisis. Observe los medios líquidos cada 2 o 3 días y, si se produce un cambio de color, realice un subcultivo. Nota: Además, se requiere un control positivo y un control negativo por medio sólido y líquido, con un tiempo de incubación de 14 días.

* Días después de la inoculación, subcultive cada medio líquido inoculando 0,2 ml en al menos 1 placa de cada medio sólido. Repita el procedimiento entre el día sexto y el octavo día, de nuevo entre el día 13 y el 15, y de nuevo entre el 19 y el 21 del análisis. Observe los medios líquidos cada 2 o 3 días y, si se produce un cambio de color, realice un subcultivo.
Nota: Además, se requiere un control positivo y un control negativo por medio sólido y líquido, con un tiempo de incubación de 14 días.

Medios listos para usar para la detección farmacopeica de Mycoplasma

Ofrecemos una cartera completa de medios de cultivo líquidos y sólidos listos para usar necesarios para detectar micoplasmas según la Farmacopea europea 6,1 (2,6.7.) y la USP 35 (63). Sin necesidad de más pasos de preparación, nuestros medios de cultivo para Mycoplasma listos para usar garantizan una calidad constante del producto y una completa trazabilidad con certificados de análisis específicos de lote.

Debido a sus ingredientes, los medios para cultivo de Mycoplasma suelen tener vidas útiles mucho más cortas que la mayoría de los otros medios de cultivo para el control de calidad microbiológico. La vida útil de nuestros medios líquidos y sólidos listos para usar Friis, Frey y Hayflick se ha ampliado a 4 meses para las placas de agar y a 6 meses para los caldos. Disfrute de nuestra gama completa de medios de cultivo listos para usar con una vida útil más larga para facilitar el análisis de Mycoplasma.






Destacados

Inicie sesión para continuar.

Para seguir leyendo, inicie sesión o cree una cuenta.

¿No tiene una cuenta?