Merck

Cuantificación de proteínas

Los análisis de proteínas y de cuantificación de proteínas son cruciales para la determinación precisa de la concentración de proteínas en una muestra. Se dispone de una diversidad de métodos de cuantificación de proteínas, entre ellos los ensayos de absorbancia ultravioleta, los análisis con reactivos y las tecnologías de inmunoanálisis. Cada una de esas tecnologías de cuantificación de proteínas tiene ventajas exclusivas, y la idoneidad del análisis depende del tipo o volumen de muestra disponible para el análisis. Por ejemplo, algunos de los análisis realizados con colorantes pueden interferir con los productos químicos que se encuentran en las preparaciones tampón, por lo que puede ser más apropiado un análisis alternativo. Los científicos deben considerar las limitaciones de cada análisis para determinar cuál es la mejor opción para su muestra.

Ensayos de absorbancia UV

La utilización de la absorbancia ultravioleta (UV) para medir la concentración de proteínas es un análisis de cuantificación de proteínas relativamente sencillo. Los aminoácidos con cadenas laterales aromáticas (triptófano, tirosina, etc.) proporcionan a las proteínas su absorbancia UV distintiva a 280 nm. Dado que esos aminoácidos absorben la luz UV a 280 nm, puede obtenerse la absorbancia a esta longitud de onda concreta a través de un espectrofotómetro y utilizarse para estimar las concentraciones proteicas de las muestras. Este análisis relativamente rápido se utiliza con frecuencia en los laboratorios y el método Warburg-Christian suele realizarse para la estimación de la concentración de proteínas. Sin embargo, la utilización de la absorbancia UV para determinar la concentración de proteínas puede tener una gran variabilidad porque los componentes no proteicos de la muestra pueden interferir en las mediciones de absorbancia. Además, las mezclas con diferentes proteínas en una muestra pueden provocar diversas lecturas de absorbancia debido a la diferencia en la composición de aminoácidos.


Artículos técnicos relacionados

Protocolos relacionados


Análisis con reactivos

Los análisis con reactivos salvan los problemas de compatibilidad que se observan con los métodos de absorbancia UV. Ejemplos de análisis con reactivos para la cuantificación de proteínas son los que utilizan métodos colorimétricos, como el ácido bicinconínico (BCA), y los análisis de Lowry y Bradford. Tanto el método del BCA como el método de Lowry implican la formación de un complejo cobre-proteína. Son análisis sensibles y menos variables que el análisis de Bradford. Sin embargo, este último es rápido, fácil de realizar y compatible con ciertos agentes reductores, a diferencia de los análisis con BCA y de Lowry.

Inmunoanálisis

Algunos análisis pueden no ser adecuados para una cuantificación precisa de las proteínas si hay múltiples proteínas en una muestra o si las cantidades están por debajo del umbral de detección. Potentes tecnologías de inmunoanálisis, en las que se utilizan diversos métodos de detección, proporcionan un método alternativo para la cuantificación precisa de las proteínas de una variedad de tipos de muestra. Por ejemplo, los análisis multiplex permiten a los investigadores cuantificar simultáneamente múltiples proteínas en una muestra. Además, la tecnología de recuento de moléculas individuales puede medir concentraciones de proteínas a niveles de femtogramos para ayudar a identificar y cuantificar bajas concentraciones de proteínas en muestras pequeñas. Las aplicaciones de estas tecnologías en investigación abarcan la medición de biomarcadores en tejidos sanos o los asociados con progresión de la enfermedad para entender mejor ciertos estados mórbidos.