Merck

Metanol



El metanol es un disolvente orgánico polar, también conocido como alcohol metílico. Es un líquido transparente con fórmula química CH3OH. La diferencia de electronegatividad entre los átomos del grupo -OH genera una región negativa, y esto influye en la región del carbono y los hidrógenos haciéndola positiva. El metanol está considerado una potencial fuente de hidrógeno en la tecnología de pila de combustible debido a su elevada proporción H/C, su baja propensión a la generación de hollín, su relativamente baja temperatura de reformado y a que existe en estado líquido a temperatura ambiente.

A escala industrial, el metanol se produce utilizando gas natural como principal materia prima. Las olefinas (etileno o propileno) formadas a partir del metanol a través del proceso MTO (metanol a olefinas), pueden constituir una alternativa al petróleo y al gas para producir hidrocarburos combustibles.

El metanol se utiliza como disolvente en la recristalización y para la extracción y purificación de compuestos en cromatografía.

Metanol: solubilidad en disolventes orgánicos

El metanol es soluble en muchos disolventes orgánicos como los éteres, los alcoholes, las cetonas y los hidrocarburos clorados. Su solubilidad depende de la polaridad y la estructura molecular del disolvente, así como de la temperatura y la presión. En disolventes no polares como el benceno, el tolueno y el hexano, el metanol es solo ligeramente soluble. En disolventes polares como el etanol, el propanol y la acetona, el metanol es muy soluble.

El metanol con trifluoruro de boro se utiliza como reactivo o catalizador en reacciones de síntesis orgánica, generalmente para la esterificación de ácidos carboxílicos.

Metanol de grado HPLC (cromatografía de líquidos de alto rendimiento)

El metanol se utiliza comúnmente como componente de la fase móvil en HPLC y debido a su bajo punto de ebullición, alta solubilidad con una variedad de compuestos y baja toxicidad. A menudo se utiliza en HPLC de fase inversa para separar compuestos polares como aminoácidos y péptidos, y en HPLC de fase normal para separar compuestos no polares.

En HPLC, el metanol se combina a menudo con otros disolventes, como el agua o el acetonitrilo, para crear una fase móvil binaria o ternaria. La composición de la fase móvil se puede ajustar para optimizar la separación de los componentes de la muestra.

Metanol de grado LC-MS (cromatografía de líquidos-espectrometría de masas)

El metanol de grado LC-MS normalmente tiene una pureza mínima del 99,9 % y está libre de impurezas como metales pesados, sales y otros contaminantes orgánicos que pueden afectar de forma negativa al análisis LC-MS. Se utilizan disolventes de gran pureza en la LC-MS para evitar la contaminación y la interferencia en los análisis.

Isótopos estables de metanol como patrones analíticos/de referencia

El metanol deuterado como el metanol-d4 es una forma de metanol en la que los átomos de hidrógeno han sido sustituidos por deuterio. Se utiliza como patrón interno en aplicaciones espectroscópicas, como la espectroscopia de resonancia magnética nuclear (RMN) y la espectrometría de masas (MS).

En HPLC, el metanol deuterado se puede utilizar también como compuesto de referencia en el análisis cuantitativo. Dado que su tiempo de retención es bien conocido y estable, ayuda a corregir la variabilidad del instrumento y garantiza una cuantificación precisa de los analitos de la muestra.

Los isótopos de oxígeno del metanol (metanol-18O, 17O) y los isótopos de carbono del metanol (metanol-13C) se utilizan en una variedad de aplicaciones científicas, como el estudio geoquímico de isótopos, estudios ambientales e investigación metabólica.
 



Inicie sesión para continuar.

Para seguir leyendo, inicie sesión o cree una cuenta.

¿No tiene una cuenta?