Merck

Reactivos para formación de enlaces C–C

Hombre dibujando reacciones químicas en el vidrio

La formación de enlaces carbono-carbono (C–C) es una transformación fundamental de la química orgánica sintética. La capacidad para elaborar y ampliar un marco de carbono a través de una serie de reacciones formadoras de enlaces C–C es de suma importancia para la química medicinal, la síntesis agroquímica y la síntesis de productos naturales. 

Se han hecho tremendos avances en los métodos sintéticos disponibles para la formación de enlaces C-C debido al desarrollo de protocolos robustos y fiables para acoplamiento cruzado, aumento de la accesibilidad a varios reactivos organometálicos y la creación y mejora de reactivos estequiométricos que sirven para colocar un resto específico que contenga carbono. 

Disponemos de una amplia gama de potentes reactivos formadores de enlaces C–C. Nuestras sales de fosfonio se utilizan en las reacciones de Wittig y los fosfonatos se emplean en las reacciones de Horner-Wadsworth-Emmons (HWE) para crear varios productos que contienen alquenos. Disponemos de una variada selección de reactivos para la trifluorometilación y la difluorometilación, muchos de los cuales pueden emplearse en condiciones suaves y tienen amplios alcances de sustrato. Nuestra extensa gama de paladio, rutenio y otros precatalizadores y catalizadores metálicos es óptima para varias reacciones de acoplamiento cruzado. Otros reactivos formadores de enlaces carbono-carbono son los ácidos borónicos y derivados, los alquinos, los triflatos y los sustratos halogenados. Además, disponemos de varios catalizadores para la metátesis de olefinas y alquinos para su investigación.

Desencadene sus reacciones orgánicas con nuestros reactivos formadores de enlaces carbono-carbono para alcanzar nuevas fronteras. 





Inicie sesión para continuar.

Para seguir leyendo, inicie sesión o cree una cuenta.

¿No tiene una cuenta?