Merck
InicioProductosFiltraciónPortafiltros de laboratorio

Portafiltros de laboratorio

Las carcasas de los filtros se utilizan junto con los discos de membrana de filtración cortados para proporcionar soporte estructural y crear un precinto alrededor de la membrana con el fin de evitar la contaminación del filtrado. Los soportes de filtro de jeringa reutilizables son adecuados para filtrar o aclarar pequeñas cantidades de líquido cuando se desea un filtro sustituible o extraíble. Los portafiltros para filtración al vacío y a presión están disponibles en una variedad de formatos y tamaños que se adaptan a un diversidad de diámetros de filtro. La selección del portafiltros depende de los siguientes criterios:


Productos

Sort by Relevance
Showing 1-20 of 121
Page 1 of 7
Page 1 of 7
Showing 1-20 of 121
Compare
Product Number
Product Description
Pricing
Page 1 of 7
Page 1 of 7

Material del portafiltros

Las carcasas reutilizables están constituidas por vidrio, metal o plástico.

  • Portafiltros de vidrio: Debido a su naturaleza inerte y su amplia resistencia química, los soportes de filtros de vidrio de borosilicato se suelen utilizar para la investigación y las filtraciones a pequeña escala. Se utilizan comúnmente para filtrar líquidos acuosos y orgánicos o corrosivos y para la preparación de disolventes para HPLC. Dependiendo de la aplicación y del volumen de la muestra, existen varios formatos diferentes de portafiltros de vidrio. Entre las recientes mejoras de diseño de nuestros portafiltros de vidrio se cuentan la adición de una guía de alineación, que permite un montaje rápido y protege el material de vidrio de daños.
  • Acero inoxidable: Los portafiltros de acero inoxidable se caracterizan por resistencia a la corrosión, resistencia a la tracción y resistencia a la adherencia bacteriana. Debido a estas ventajas, los portafiltros de acero inoxidable se utilizan con mayor frecuencia en aplicaciones industriales que requieren filtración a presión o a presión elevada. Los portafiltros de acero inoxidable también se utilizan para filtraciones a pequeña escala de disoluciones orgánicas o corrosivas, o cuando debe evitarse la adherencia bacteriana.
  • Plástico: Con una mayor durabilidad, los portafiltros de plástico suelen buscarse como una alternativa al vidrio. Dependiendo del material polimérico, los portafiltros de plástico pueden no ofrecer la misma amplia compatibilidad obtenida con el vidrio. Los soportes de filtro de polipropileno son compatibles con las disoluciones acuosas y orgánicas, lo que los convierte en una alternativa ideal a los frágiles portafiltros de vidrio. Se utilizan normalmente para ultralimpieza, filtración general y filtración en línea.

Diámetro del filtro

El diámetro del portafiltros debe coincidir con el diámetro de la membrana de filtración. Para minimizar la pérdida de muestra y reducir el riesgo de que la membrana se ensucie, debe tenerse en cuenta el volumen de la muestra al seleccionar un diámetro de filtro. Ofrecemos portafiltros con diámetros de 13 mm, 25 mm, 47 mm, 90 mm y 142 mm.

  • 13 mm: recomendado para volúmenes de 1 a 15 ml
  • 25 mm: recomendado para volúmenes de 10 a 50 ml
  • 47 mm: recomendado para volúmenes de 100 a 500 ml
  • 90 mm: recomendado para volúmenes de 200 a 1 000 ml
  • 142 mm: recomendado para volúmenes mayores

Filtración impulsada por presión o filtración impulsada por vacío

Los portafiltros pueden soportar presiones máximas específicas y tener conexiones adecuadas para utilizar con sistemas de presión o de vacío. Los portafiltros de vidrio están diseñados para filtración al vacío. Los portafiltros de acero inoxidable y plástico están diseñados para filtración al vacío o a presión.