MilliporeSigma
InicioAplicacionesAnálisis medioambiental e higiene industrialAnálisis de las aguas residuales y del agua para procesos

Análisis de las aguas residuales y del agua para procesos

Planta de tratamiento de las aguas residuales y del agua para procesos

El tratamiento de las aguas residuales y el agua para procesos es necesario para proteger la salud pública y el medio ambiente, así como para mantener la eficiencia de los procesos industriales. La mayor parte de los organismos reguladores exige la realización de pruebas analíticas regulares de los efluentes de las aguas residuales en varias etapas del tratamiento. También se analiza normalmente el contenido químico del agua para procesos utilizado en los sistemas de calderas y de refrigeración.   


Artículos técnicos relacionados

Protocolos relacionados

Encuentre más artículos y protocolos


Tratamiento y análisis de las aguas residuales

Para proteger el medio ambiente y las comunidades, casi todos los gobiernos exigen el tratamiento y el análisis de las aguas residuales municipales procedentes de los hogares y las aguas residuales industriales procedentes de las instalaciones químicas, farmacéuticas, alimentarias y de otras instalaciones de producción. En el proceso de tratamiento de las aguas residuales hay cuatro etapas principales. El tratamiento preliminar elimina todos los sólidos grandes y sedimentables de las aguas residuales. En los tratamientos secundarios se utiliza crecimiento microbiológico acelerado para eliminar los contaminantes orgánicos. 

En el tratamiento terciario se utiliza una combinación de procesos químicos y biológicos para reducir la carga de nutrientes en las aguas residuales. El tratamiento cuaternario elimina los contaminantes emergentes particularmente difíciles, como los compuestos farmacéuticos u otras moléculas complejas. En cada etapa se requieren análisis para supervisar los parámetros químicos fundamentales, como los compuestos de nitrógeno, los fosfatos y el cloro.

Análisis de las aguas para procesos y de refrigeración

El análisis del agua de refrigeración y de calderas es esencial para las centrales eléctricas y los procedimientos industriales, como las empresas químicas, farmacéuticas, técnicas o de alimentos sólidos y líquidos. El control del contenido de silicatos, calcio y magnesio es obligatorio, ya que forman depósitos de óxido, lo que acarrea mayores costes de mantenimiento y tiempos de parada. Además, también se supervisa el contenido de hierro como indicador de la corrosión de los sistemas. Normalmente se realiza una etapa de desmineralización haciendo pasar el agua de entrada a través de un clarificador antes de que pase al depósito de agua de alimentación. A continuación el agua se acondiciona y se envía al lazo de la caldera o de refrigeración para impulsar las turbinas o para otras actividades.

Tecnologías de análisis de las aguas residuales y del agua para procesos

Los organismos reguladores, como la agencia estadounidense de protección medioambiental (USEPA), exigen el uso de métodos oficiales cuando se analiza el agua potable (Safe Drinking Water Act) y las aguas residuales (Clean Water Act). Estos métodos requieren el análisis microbiológico mediante cultivo o técnicas moleculares, y el análisis químico mediante espectrofotometría, pH, conductividad y análisis de la turbidez. Los métodos de mayor sensibilidad que analizan los contaminantes traza en el agua, las aguas residuales o los sólidos solubles en ácidos se basan en la detección de concentraciones de ppb bajas mediante ICP-MS o ICP-AES.





Inicie sesión para continuar.

Para seguir leyendo, inicie sesión o cree una cuenta.

¿No tiene una cuenta?